Qué es branding y cómo elaborar una estrategia de marca en Ecommerce

En los últimos años, el branding se ha convertido en uno de los temas más hablados del marketing digital

Pero, ¿sabes qué es branding y cuál es su importancia dentro del comercio electrónico

En el siguiente artículo te ofrecemos una definición de branding que incluye una explicación sobre los distintos tipos que existen. 

También te daremos sugerencias y ejemplos de branding que te ayudarán si quieres desarrollar una estrategia de marca eficaz para tu negocio virtual.

Significado de branding

El verdadero significado de branding va mucho más allá del concepto netamente material que asociamos con las marcas. 

La razón es muy sencilla: el branding no se ve ni se toca, ¡se siente! 

A pesar de este ingrediente de intangibilidad, vale la pena señalar algunas ideas básicas sobre el concepto de branding. 

La primera, entender que cualquier negocio o persona (ya veremos branding personal) tiene una marca. 

Esto es real tanto si esa marca forma parte de una estrategia de branding como si es enteramente improvisada. 

A medida que el negocio o la persona sea más grande públicamente, se vuelve más importante contar con una estrategia de branding. 

De esta manera, es posible asegurarse que todas las acciones de la marca (personales incluidas) contribuyan a esa estrategia de branding. 

¿Qué es branding?

Entonces, empecemos por el principio y veamos qué es branding. 

En términos muy simples, el branding (anglicismo derivado de la palabra brand – marca) es el conjunto de todas las acciones que se llevan a cabo para desarrollar y posicionar la marca de un negocio. 

Una definición más profesional y académica es la que menciona la Asociación Española de Empresas de Branding (AEBRAND):

“… es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la identidad de una marca (tangibles o intangibles) que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo”.

Con esta definición de branding, podemos entender la importancia que tiene en la correcta gestión de un negocio.  

Sin importar tamaño, producto o industria, cualquier negocio es una marca, y sin una gestión  adecuada no alcanzará su potencial.

Esto, definitivamente, aplica también para tu negocio de Ecommerce

Por esta razón, para enriquecer lo dicho, debes tener claro qué se esconde detrás del concepto de marca.

¿Qué es una marca?

Si estás pensando que una marca sólo es un logotipo, un nombre o un tipo de diseño, te equivocas. 

Ciertamente, dichos elementos son fundamentales en la construcción de una marca. 

Sin embargo, el concepto de marca se centra principalmente en la percepción que tus clientes tienen de tu negocio. 

Es decir, la marca se convierte en lo que los demás (clientes, competidores y hasta reguladores) piensan que es. 

Estos conceptos nacen por medio de las percepciones que la marca crea en quienes la ven. 

Se basa en los sentimientos que provoca, pero también en lo que sus acciones dicen de ella. 

Y se ve afectada tanto por sus acciones como marca, como por quienes la representan como empleados o directivos.  

Cómo la marca interactúa con los demás en todos sus canales y puntos de contacto abona a su percepción. De la misma manera en que se comportan quienes se muestran públicamente como representantes o miembros de la marca. 

Todo esto abona a la percepción que el público tiene de una marca, y si la consumirá y recomendará. 

Una mala gestión, por el contrario, puede hacer que los usuarios eviten tu marca y recomienden lo mismo a otras personas. 

En otras palabras, tu marca tiene mucho más que ver con las emociones, expectativas y sensaciones que generas entre tus clientes que con el diseño o el logotipo de tu negocio. 

Por ello, es una buena estrategia de branding construirla, protegerla, promocionarla y cumplir con los valores que la construyen.

Branding en marketing

Teniendo en cuenta lo anterior podemos entender cuál es la intersección entre branding y marketing.  

Definamos marketing como las técnicas y estudios cuyo objetivo es mejorar la comercialización de un producto.

Entonces, el branding, en marketing, se trata de una estrategia cuyas acciones están encaminadas a definir una serie de valores que los clientes usarán para reconocer y diferenciar los productos y/o servicios de un negocio.

Comercializar (en términos de promocionar) los valores que nuestra marca/producto representan para que sea elegida por el público. 

La revista mexicana Merca2.0 distingue entre branding y marketing de la siguiente manera:

“Branding tiene que ver con las ideas, lo intangible; marketing tiene que ver con el producto, lo tangible.”

Tipos de branding

Es cierto que la definición de branding se puede aplicar tranquilamente a cualquier forma de negocio. 

Pero hay que señalar que existen diversos tipos entre los cuales podemos encontrar el adecuado para nosotros.

Por ejemplo, branding personal, corporativo, co-branding y branding digital. Veamos de qué se tratan.

¿Qué es branding personal?

El branding personal (personal branding en inglés), o marca personal, es la marca que una persona representa de sí misma. 

Una de las definiciones más básicas, clásicas y populares viene de Jeff Bezos, el multimillonario fundador de Amazon:

“La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás en la sala” – Jeff Bezos. 

Básicamente, la marca personal es lo que el resto percibe de una persona en particular.

Esto quiere decir que todos, absolutamente todos, tenemos una marca personal, ya sea que la trabajemos o no. 

El objetivo al gestionar nuestra marca personal debe ir acorde a lo que nos conviene para lograr lo que más nos interesa.

La marca personal refuerza la idea de que esta práctica no está exclusivamente ligada al diseño. 

Al igual que un producto o una empresa, el branding es personal cuando trata de los valores que la imagen de una persona transmite en el mercado. 

Si quieres ejemplos de marca personal piensa en Cristiano Ronaldo. 

Sin embargo, el branding personal no es monopolio de los famosos. 

Puedes construir branding personal siendo una persona “normal”, pero representando el valor con el que quieres ser asociado. 

Por ejemplo, Neil Patel, experto en marketing digital, quiso ser representado como una persona experta, normal y aproximable. 

Para lograrlo, responde directamente a cada uno de los miles de comentarios que la gente deja en su blog.

Haciendo esto ha creado una gran conexión con sus seguidores, lo cual le ha permitido establecer sus credenciales aún más.

Cómo posicionar tu branding personal

Para lograr crear una marca personal de manera exitosa, hay algunos consejos a seguir:

  • Conócete a ti mismo. Haciendo esto, es más fácil saber por qué quieres ser conocido.
  • Márcate una meta. ¿Por qué quieres desarrollar tu marca personal? Reconocimiento, un mejor empleo, fama. 
  • Desarrolla objetivos que sean medibles, específicos, realistas y con una línea de tiempo. 
  • Define cuál es el público objetivo para tu marca personal. Esto va de la mano con tus metas. 
  • Desarrolla la estrategia de branding y métodos para alcanzar esa meta. 

Branding corporativo

El branding corporativo se refiere a la construcción de una marca por parte de una empresa. 

En líneas generales, éste es el tipo de branding por excelencia. 

Suele ser el concepto tradicional al mencionar marca o imagen de marca de empresas y corporaciones.

Un ejemplo es el que nos permite conectar la manzana de Apple con la serenidad y el buen gusto que nos transmite el diseño minimalista de los productos de dicha empresa.

Suele relacionarse con grandes corporativos que deben tener control en todas las ramas de su negocio.

Aunque eso es cierto, el branding corporativo no es exclusivo de grandes empresas o marcas. 

Tú también puedes desarrollar la marca corporativa de tu negocio de Ecommerce. Si tu objetivo es extenderla en el mercado, convertirla en referencia y ponerla en la mente del público, estás haciendo branding corporativo.

Co-branding

El co-branding está de cierta forma relacionado con el branding corporativo y consiste fundamentalmente en la unión de dos marcas con la intención de unir los mejores valores de cada una de las compañías involucradas. 

La colaboración tiene por objetivo incrementar el valor y posicionamiento de ambas marcas en el mercado.

Una de las campañas pioneras de esta estrategia fue la de Renault (autos) Van Cleef con Arpels (joyería). 

En la década de 1950, Renault lanzó un auto con un volante exclusivo con piedras preciosas, diseñado por la casa de joyería Arpels.

Algunos otros ejemplos de co-branding muy famosos y exitosos son las alianzas entre Starbucks con Spotify, Target con UNICEF o GoPro con Redbull.

¿Cómo hacer una estrategia de co-branding para tu negocio de Ecommerce?

Lo más importante que debes tener en cuenta es que una estrategia de co-branding también está al alcance de cualquier negocio. 

Simplemente debes entender cuál es tu producto, los valores que representa tu marca y entender a quién puede interesarle. 

Una vez que entiendes todo eso, puedes buscar colaboraciones con marcas en otro segmento que compartan valores similares. 

Por ejemplo, si vendes equipo fotográfico, podrías buscar una alianza con una revista especializada en el tema. 

O si vendes equipo para hacer ejercicio o suplementos alimenticios, puedes buscar una alianza con un gimnasio o un nutriólogo. 

Incluso, puedes empezar por algo tan sencillo como escribir un guest post en algún blog en internet, que te ayude a darle exposición a lo que vendes en tu tienda de Ecommerce.

Branding digital  

El branding digital se refiere a la construcción y posicionamiento de una marca a nivel digital.

Esto principalmente a través de su sitio web, redes sociales y el contenido en línea. 

Estos elementos en su conjunto, deben permitir a una marca posicionar su presencia y resaltar sus valores intrínsecos. 

La gestión estratégica de la marca a través de estos medios digitales sirve para construir su identidad.  

A la vez, también busca mantener su relevancia, diferenciarla de los demás y hacerla sostenible a través del tiempo.

Una de las características del entorno digital es que permite una relación más profunda e interactiva entre marcas y consumidores. 

A diferencia del entorno antiguo, en el que la comunicación era unidireccional, las redes sociales y el marketing digital dotaron de una voz a todos los consumidores, por lo que las marcas deben tenerlo en cuenta a la hora de posicionar su marca en canales digitales. 

El entusiasmo que el texto rojo de Netflix despierta en millones de personas en todo el mundo representa un buen ejemplo de branding digital exitoso. 

Características de un branding digital exitoso

Al igual que en el branding tradicional, el branding digital debe enfocarse en los valores que quieres representar ante los usuarios. 

De esta manera, tu estrategia de branding tendrá coherencia y la suficiente flexibilidad para aprovechar todos los canales digitales. 

Pero, aprovechar todos los canales digitales no significa estar en todas partes. 

Debes considerar en qué canales y plataformas tiene sentido que tu negocio de Ecommerce tenga presencia. 

Las redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter pueden ser obvias, pero dependerá principalmente del enfoque de tu tienda, de dónde se encuentra tu mercado meta y de la naturaleza de tu contenido. 

Tener un canal de YouTube con reseñas o ejemplos de uso real de tus productos también es buena idea. 

Quizá no te había parecido obvio, pero tener una cuenta en Pinterest también sería de gran utilidad para tu negocio. 

Donde quizá no tenga mucho sentido tener presencia es en una red enfocada en lo profesional, como LinkedIn.  

Cuida los detalles 

Otro de los pilares para un branding digital exitoso está en poner atención a los detalles. 

Estos pueden desde ser desde las imágenes en tus perfiles y headers de redes sociales (deben mantener coherencia con la imagen de tu negocio); hasta cuestiones como tu correo electrónico

¿Qué crees que se ve mejor? Un correo que sea latiendadejuan@gmail.com o juan@latiendadejuan.com

Todos los puntos de contacto de tu negocio de Ecommerce con los consumidores deben tener coherencia y cohesión entre sí.

3 pilares para que pongas tu estrategia de branding al servicio de tu negocio virtual

La gestión de una marca es una obra en permanente construcción. 

Una buena marca debe tener cimientos fuertes que creen un vínculo emocional con los consumidores. 

Por ello, lo mejor del branding es que es una práctica que está al alcance de cualquier persona o marca. 

Y para lograr un branding exitoso, no necesitas tener un presupuesto estratosférico. 

Sólo debes conocer los valores que representan a tu marca, y cómo ayuda a mejorar la vida de los demás. 

De esa manera, puedes establecer puntos de contacto con los consumidores y ofrecerles valor.

Para hacer una buena estrategia de branding para tu negocio de Ecommerce, nos gustaría compartir 3 pilares contigo. 

Estos 3 pilares los encontrarás en la base de las más exitosas estrategias de posicionamiento de marca digital. 

1. Conoce a tus clientes y personaliza su experiencia

Define claramente tu mercado meta y elabora toda tu comunicación digital con dicho perfil en mente. 

Obviamente, si cuentas con una base amplia de usuarios, no dudes en realizar una segmentación de clientes.

Esto te ayudará a personalizar la experiencia de tus usuarios, lo cual siempre te generará resultados positivos.

2. Desarrolla y comparte la historia de tu negocio

¿Por qué existe tu negocio virtual?, ¿en cuáles valores crees?, ¿qué cosas de verdad te preocupan? 

Sin importar las respuestas que le des a estas preguntas, debes compartirlas con tus futuros clientes. 

Si lo comunicas claramente podrás usar esa información para diferenciar tu marca y reforzar el valor de la misma.

3. Define un estilo visual desde el primer día

Ya vimos que una estrategia de marca va más allá del nombre o la elección del color de tu marca

Sin embargo, es fundamental tener una idea clara del estilo a adoptar para tu sitio de Ecommerce desde el inicio. 

Los clientes siempre compran con los ojos y, si no estableces desde temprano un estilo claro para tu sitio, tu marca terminará por generar confusión entre la gente. 

Al igual que tu comunicación, el estilo visual debe ser promovido consistentemente a lo largo de todas las plataformas digitales.

Ejemplos de branding exitosos

Además de los ejemplos de branding que hemos citado antes, queremos compartir contigo dos casos en los que podrás apreciar el modo en que algunos negocios han implementado de manera inteligente los pilares que acabamos de señalar.

The Final Straw: Branding de marca con valores

The Final Straw es un ejemplo de cómo hacer branding eficaz posicionando la marca a través de una historia única. 

El inicio fue un vídeo viral donde científicos remueven un pitillo de plástico de la nariz de una tortuga marina. 

Con él, The Final Straw (un pitillo reutilizable) posicionó su marca con valores positivos como la protección ambiental y el amor por los animales. 

Gracias a ello, lograron recopilar en tan sólo 30 días un capital de casi 2 millones de dólares en Kickstarter.

Supermoon Bakehouse: Branding visual y social

Como lo anotamos antes, todo entra por los ojos y es importante definir un estilo visual desde el inicio. 

Algunas compañías como la pastelería neoyorquina Supermoon Bakehouse supieron hacer esto a la perfección, por eso la añadimos como otro ejemplo sobre cómo hacer branding.  

Combinando las despampanantes cajas de sus productos con el poder de las redes sociales, han creado un gran impacto. 

Gracias a ello, este negocio ha terminado diferenciando de manera efectiva sus productos. 

Y, a la vez, generó una activa participación en redes sociales por parte de todos sus clientes. 

Los clientes de Supermoon Bakehouse constantemente comparten fotos de las cajas de sus productos en Instagram

Se trata, sin lugar a dudas, de un buen ejemplo de branding en redes sociales.


Considerando todo lo anterior, el impacto que ofrece una buena estrategia de branding en marketing puede ser enorme. 

En el campo del marketing y branding nada está escrito en piedra, por lo que te recomendamos ser siempre curioso. 

Pon atención a lo que otras marcas hacen, y pregúntate cómo podrías aplicar lo que te gusta a tu propia marca. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender mejor el concepto de branding, y sobre todo, te invitamos a que lo tengas muy presente ya que la inversión que hagas en tu estrategia de marca puede hacer la gran diferencia en tu negocio de Ecommerce.


¿Quieres saber más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *